«Yellow flicker beat»: los latidos de la juventud

Publicado por

Si eres joven o jóvena🤣 y sientes que estás pasando por un momento realmente extraño en tu vida, a lo cual no sabes qué hacer, te recomiendo que sigas leyendo.

Cuando menos lo esperamos, se avecina una tormenta🌩. Algunos la temen. Otros la esperan con ansia. No sabemos cuando llegará, pero sí conocemos su nombre: la adolescencia. Y esta canción hace un resumen de ello.

Si hay una canción favorita para mí, es esta. La cantante neozelandesa Ella Marija Lani Yelich-O’Connor, apodada Lorde, también ocupa el primer puesto en mi lista. La estrenó en 2013 y está incluida en el film ‘Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 1’. Cuenta el largo y duro camino por el cual se atraviesa a lo largo de la “edad del pavo”, y aquello que uno siente y a veces oculta.

1. Al principio todo parece estable

La canción empieza con una posición, la de príncipe o princesa. Esto nos coloca en un rango elevado: el de la infancia. Cuando aún todo parece perfecto, donde no hay preocupaciones mayores y nos sentimos cómodos con el resto del mundo. Las cicatrices que se nos han quedado por la corta edad son superficiales, las de los problemas menores, incluso no son más que un mero recuerdo.

2. Iniciando los preparativos

La pubertad nos ha cambiado por fuera. Pero el cambio mayor se avecina, el de dentro de no solo nuestra mente, sino también del corazón. Un día sin avisar, todo comienza. Algo en nuestro interior bulle. Esa calma que había hasta ahora se ve comprometida por aquello que puede estropearla, que aún está en proceso pero no sabemos cuando saldrá… hasta que lo hace.

3. La revolución está en el ambiente

Perdemos el control, hay un sentimiento de rabia, rebeldía frente aquello que antes no nos atrevíamos a criticar. Lo que hasta hace poco respetábamos, ahora nos enfurece y no lo guardamos y ese sentimiento se vuelve nuestro amigo. ¿Porqué? Más bien el qué. Se ata y desata, sin saber cuantas veces más continuará así, es decir, lo que nos hace adoptar este nuevo y extraño comportamiento, se mueve a su aire. No tenemos el control. Ya no.

4. Lo importante ya no lo es

Quienes nos rodean lo notan. No solo nosotros mismos. La comunicación se pierde y no hacemos nada por impedirlo. Y lo peor es que ya no nos importa, ni siquiera fingimos interés por algo que no apreciamos pero es de respetar el hacerlo. Es más, acentuamos ese desprecio. Hacemos saber a los demás que ya no les necesitamos, aunque haya algo guardado que nos dice que no es cierto, pero está demasiado oculto como para que vea la luz.

5. Encerrando al ser

El alejamiento es lo único que nos acompaña. Ya no se preocupan por nosotros, ni obviamente nosotros tampoco, simplemente nos conformamos con mirar y observar la naturaleza. Lo que siempre habíamos pasado por desapercibido, ahora se vuelve algo interesante para nuestro saber. La naturaleza del suelo es tan llamativa, alejándonos por completo de las estrellas que surcan nuestras cabezas.

6. Siguiendo el ritmo

Solo vemos lo que tenemos delante, sin pensar en las consecuencias o en la posibilidad de mirar a ambos lados, ¿hay algo más aparte de lo que nos mueve sin rumbo y que no nos permite cambiar de dirección? Parece que no, al menos ya no podemos, ya que nos lo impide el ritmo a seguir. Cobijarnos en cualquier cosa es lo único que sabemos hacer, sea positiva o no para nuestras posteriores acciones. Simplemente porque no importa, ya no es menester el estar bien, sino el sentirse en constante movimiento.

7. Pedimos venganza

Lo más duro de todo esto, es la posible continuación que podemos tomar. El hecho de querer seguir mal, y conducir este mismo hacia los demás. Pensar únicamente en devolverle el dolor a quienes nos lo ofrecieron en el pasado. A veces solo es un agravio nuestro, pero no somos capaces de notar la exageración. Normal. El resultado a tantas reacciones químicas y hormonales llevan al desastre del experimento.


Este es mi análisis. Si tienes el tuyo propio después de escuchar la canción o piensas de manera distinta, no olvides dejar un comentario.

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s