Siendo catequista, ¿has pensado en ejercer de maestro?

Publicado por

Acabas de terminar la ESO👨‍🎓. Piensas realmente continuar tu formación académica y decides matricularte en Bachillerato. Te atraen asignaturas de humanidades como filosofía, literatura, teología, latín… etc., y aún no has encontrado el camino a seguir más allá de la Selectividad. Es hora de barajar opciones.

Una manera de orientarte es por tus gustos😍, aunque en este caso dedicarte a la catequesis va más allá de un “hoby”. Empecemos por esto. A partir de ahí, puedes hacerte las siguientes preguntas🤔 que te serán de ayuda.

1. ¿Me gusta dar clase?

Si has pensado en dedicarte a la docencia, dar clase a alumnos de primaria o secundaria, lo primero es tener previa experiencia en esto. De ese modo podrás saber si realmente quieres hacer esto por el resto de tu vida. Esta es la ventaja de ser catequista. Ya te has preparado con niños de 1ª Comunión👦👧 o incluso Confirmación- muy recomendable tratar con ambos tipos- y así saber de antemano como será aquello. Saber que estás enseñando a las generaciones futuras, con la esperanza de prepararles como es debido para que puedan llegar💪 hasta donde quieran.

2. Una cosa es dar clase, otra son los alumnos…

Es muy diferente un ámbito de primaria de uno de secundaria, la ESO o Bachillerato. En el primero deberás tener mucha- muchísima- más paciencia😤, tener conocimientos pedagógicos para tratar con posibles problemas de conducta o incluso alguna que otra dislexia. Por otra parte están los “mayores” (realmente se les considera mayores en problemas, porque generalmente no lo son en cuanto a madurar), estos darán a veces muchos dolores de cabeza😖, ya que al igual que nosotros que acabamos de pasar por esa etapa entre pubertad y adolescencia (sí, existe un espacio de tiempo entre estas dos), eso solo ocasiona una constante complicidad entre alumno y maestro, sea la causa que fuere.

Si te gustan en especial los niños, tienes puntos extra🤑. No a todos les pasa- no es mi caso- pero que te guste tratar con este tipo de gente durante horas cada día, y te paguen además por ello, te hará mucho más fácil el trabajo de maestro.

3. ¿Estás dispuesto a pasar los días encerrado en una clase?

Hay gente como a mí, que nos encanta el trabajo de campo🏕. Ver la naturaleza con nuestros propios ojos, tocar la hierba… olvídate de eso si decides dar clase🏫. Son un montón de horas diarias, 5 días a la semana y cuando llegas a casa no tienes ganas de mover un dedo. Sin mencionar el trabajo añadido por las correcciones. Habrá que sacrificar cosas, “pero todo sea por la enseñanza🤓”. Más vale que te mentalices.


Si te ha gustado, te invito a compartir este contenido con tus amigos y quienes lo necesiten😉.

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s