«Viva la vida»: La visión de la desgracia que transmite «Coldplay»

Publicado por

Descubrí esta canción cuando iba a las competiciones atléticas de mi hermano. Probablemente sea la razón por la cual conozco al grupo británico «Coldplay», formado por Chris Martin, Jon Buckland, Guy Berryman y Will Champion.

Si llegué a pensar que esta canción transmitía algún mensaje cristiano, no fue por el hecho de que mencionase a san Pedro o Jerusalén. Cuando analizo una canción para averiguar qué me quiere decir en el fondo, no me conformo con aquello que se puede observar a simple vista. Y aquí se expresan los sentimientos que surgen en la soledad y oscuridad del alma, del momento en que abrimos los ojos y nos damos cuenta del mal que hemos provocado.

1. Cuando tu poder se desvanece

Al principio el autor recuerda el poder que llegó a poseer. Cuando se apartó del bien, pensó que nada podría derrocar su codicia por hacer cuanto quisiera. Sin otra intención que sentirse mayor que los demás, buscaba una satisfacción -infinita e inalcanzable- a nivel material. Pero llegó el día en que se dio cuenta de que era limitado, que se acababa su poder.

Todo era una ilusión. Y cuando ésta se desvaneció, pudo ver la realidad.

chess-1483735_1920

2. Te das cuenta de que estás sólo

Todo ello conlleva un precio. El Maligno conduce a través de los senderos de la despreocupación por el prójimo, el necesitado o incluso el propio hermano. Ver cómo ya nadie busca una relación contigo, porque el desprecio es aquello que has sembrado en sus corazones, que también implicó la destrucción de nuestra esencia existencial. Porque abarcar la compañía, una comunidad donde poder amar, es el logro real en nuestra vida.

man-1156543_1920

3. Y alejado de Dios

Alejarse de todo aquel que nos dé la posibilidad de querer, es alejarse del Amor verdadero, del Único que puede llenar ese hueco en nosotros. Ese agujero que tanto intentó cerrar el autor en la canción con su vanidad y ego autodestructivo. Aunque, no se trata de cerrarlo con todo cuanto encontremos por el camino, sin intentar antes comprender si aquello que realizamos nos conduce al bienestar personal y común, ya que se trata de cargar el alma con alimento y no con los desperdicios del mundo.

Saber la posición que ocupamos y que no estamos cerca de la Gracia de Dios ni de la paz que nos reconforta. Pero también tener espacio para el cambio de carril.

woman-1006102_1920

4. Pero siempre hay cabida para el arrepentimiento

Rezar, ir a Misa… ¿Es lo que esperas oír? Pues sí, estas son algunas “cosillas” que nos ayudan, pero lo que realmente necesitamos es remendar nuestros errores. El día de ayer es solo eso, ya no es más que el pasado. Hoy es un nuevo día, y como tal, llega el momento de “encaminarse”.

Donde realmente se cambia, es en nuestros actos, empezando por quienes influyen en nuestro día a día. ¿Te acuerdas de aquel chico al que le hiciste una broma pesada, y no te diste cuenta del daño producido? ¿O la contestación que le reprochaste a tu madre la otra noche? Estas son algunas enumeraciones, pero si realmente hubo algo que te llevó a alejarte de Jesús y los demás, tuvo que ser de mayor gravedad… Así que ya sabes muy bien qué hacer.

portrait-3157821_1920


Esta parte no estaba incluida en la letra, pero no he podido reprimirme la idea de introducir un “final feliz” a esta historia (Y puede que lo vuelva a hacer en otras canciones). Puedes comentar qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar…

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s