¿A dónde has ido Verdad?

Publicado por
  • ¿A dónde has ido Verdad?
  • Te estaba buscando
  • y encontraba soledad,
  • ahora no sé qué estoy mirando.

  • Este lugar inmundo
  • conocido como razón,
  • siendo infecundo
  • sin ninguna otra opción.

  • Porque todo parece perdido
  • si no te tengo,
  • ya sólo escucho ruido
  • con el cual me entretengo.

  • Pero es una ilusión
  • para solo engañarme,
  • hacerme creer una traición
  • y de ti, Verdad, no fiarme.

Ahora que lo has leído, me gustaría hacer un pequeño análisis de este poema.

Para empezar, no es algo que haya hecho en un momento, ya que he tardado al rededor de media hora, y he ido sustituyendo elementos por la marcha así como iban encajando las rimas. De ese modo, he ido buscando palabras que rimen pero con las cuales se obtengo un significado acorde a lo que he querido expresar en el mismo.

Como me ha dicho un amigo, y está en lo cierto, es un texto enfocado a la filosofía y más concretamente a lo platónico.

El personaje al que me dirijo es la Verdad. Esta se puede interpretar según el lector, pero desde el punto de vista de Platón, esta (coincidiendo conmigo y el resto de los cristianos) es una meta a la cual está destinada el hombre por naturaleza. ¿Y cuál es este objetivo a alcanzar? No es otro (visto desde la mirada de un creyente) que llegar hasta Dios.

Una vez encontrada esta Verdad a la que me refiero, cabe explicar el contexto del mismo. A lo largo del poema se cuenta cómo nos hemos alejado de la Verdad, se ha ido y expresamos nuestra intención de aferrarnos a ella. Sin embargo, entra en escena la razón. Puede parecer que se le hecha en cara su culpabilidad, al alejarnos de la Verdad. Pero esto (y creo que podría haber cometido un error, a lo cual espero vuestro comentario acerca de si creéis que no está bien) no es hacer referencia a que toda razón posible nos aleja del Creador, sino que en ocasiones una razón encontrada de manera equivocada puede distorsionar la realidad tal y cómo la percibimos (este es el problema del racionalismo) y no hacer caso a nuestras experiencias previas, es decir, lo que ya conocemos teológicamente o como fuere.

Y éste podría ser el problema, ya que tal vez solo quien elabora este poema es capaz de percibir el relativismo enfocado en la razón, porque no se expresa de forma directa.

Finalmente, añadimos la posible ilusión que se establece por parte de nuestros sentidos, de manera que nos engañan, o desde el punto de vista cristiano, sería sin dar muchos rodeos el propio mal quien altera nuestra percepción de la realidad.

Si te ha gustado, no olvides compartir esta poesía filosófica con quien creas que le puede gustar. Nos vemos👋.

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s